Es un tema que está debatiéndose últimamente en la red: ¿deben las empresas permitir que sus trabajadores usen las redes sociales mientras trabajan? Hay opiniones para todos los gustos pero sí que hay tendencia en determinadas empresas a prohibir o capar las redes sociales en los equipos que utiliza el personal. De ahí la pregunta que propongo en el título de este post, ¿trabajarías en una empresa que te prohíba usar las redes sociales en el trabajo?

Yo no. No solo porque me dedico a ello y va en contra de mis principios, también porque me parece un verdadero disparate. Para prohibir el uso de redes sociales en el trabajo no solo habría que “capar” ordenadores o tener métodos de vigilancia, también habría que prohibir smartphones, smartwatches, tablets,… Vamos, que los de recursos humanos y el departamento de tecnología estarían más tiempo persiguiendo a los infractores e intentando que nadie despegue los ojos (ni su culo) de su trabajo que haciendo el suyo, que no es precisamente ese. Es tan absurdo como tener que medir el tiempo que vas al baño, a almorzar o cualquier otra cosa que no sea estrictamente trabajo. Trabajando también necesitas momentos de desconexión porque si no acabas tirándote de la azotea o matando a alguien.

Vagos hay por todos los lados y a esos, les prohíbas o no las redes sociales, el Marca o ir a la máquina de café, seguirán teniendo escusas para escaquearse (son campeones mundiales en búsqueda de escusas). Yo no veo nada malo en tomarse ciertos respiros. Resulta que Google, una de las empresas que más innova y que tiene más productividad por empleado, facilita en sus oficinas futbolines, videojuegos, billares, no tienen horarios, no fichan, no se les da una reprimenda por estar en el baño más de 10 minutos… Imagino a algunos responsables de recursos humanos (en este caso, inhumanos) y directivos echando espumarajo por la boca al conocer esta política de una de las empresas de más éxito del mundo. Y solo es por poner un ejemplo, que hay muchas más así y no les va nada mal…

Pero entiendo que en algunas empresas deban prohibirlo: los trabajos son tan poco estimulantes, tan aburridos, con tan poco sentido, que sus trabajadores no solo les cuesta despegarse las sábanas por la mañana, ¡es que no ven nunca la hora de salir del trabajo! Y claro, buscan entretenerse con algo que les alivie esa tortura en que algunas empresas convierten el trabajo. En vez de prohibir tantas cosas, quizás sería mejor buscar la forma de lograr el compromiso y la motivación necesarias para que los respiros y los escaqueos sean mínimos (los propios empleados harán que así sea, sin prohibiciones) y que, en vez de ser un lastre para la productividad, contribuyan a aumentarla. ¡Ah! Y quizás también innoven y solucionen más…

Oficinas de Google en Dublín ¿prohibirán las redes sociales?

Oficinas de Google en Dublín. ¿También ellos prohibirán usar las redes sociales en el trabajo?

 

¿Trabajarías en una empresa que te prohíba usar las redes sociales?
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On Linkedin