La marca personal o personal branding es considerado entre algunos profesionales como una moda pasajera, mientras que otros consideran que hoy en día, gracias a Internet y las redes sociales, es una necesidad real gestionarla y aprovecharla. Este concepto, que nació en EEUU en la década de los 90 como fórmula para lograr puestos de alto nivel a ejecutivos o políticos, no es otra cosa que aplicar algunas herramientas de marketing a un profesional determinado, fomentando y difundiendo una marca basada en su propia persona. Con los años, se ha ido extendiendo y es un concepto cada vez más de moda y que utilizan cada vez más profesionales gracias a la expansión de Internet que, junto con los social media, permite comunicar la marca personal a un nivel al que antes solo podían acceder grandes personalidades.

Pocos profesionales se habían preocupado de su marca personal hasta que apareció Internet y, sobre todo, las redes sociales. Todos sin excepción, en mayor o menor medida, tenemos nuestra propia marca personal offline, que posiblemente solo conoce nuestro entorno más cercano. Algunos ya comunican su marca online, incluso sin saberlo (si lo dudas, sólo tienes que buscar tu nombre en Google, o en algún buscador de las redes sociales, y ver qué aparece…). La presencia de cualquier profesional en blogs, redes sociales o páginas web hace que sea necesario cuidar y gestionar su marca personal.

Pero, ¿por qué es necesario cuidarla y gestionarla? Cada vez más profesionales de recursos humanos o directivos echan una ojeada a lo que aparece de sus empleados o candidatos en Google, las redes sociales, blogs, etc. Desde hace ya bastante tiempo se vienen utilizando este tipo de técnicas que facilitan una información muy valiosa sobre el profesional que tienen contratado o están a punto de contratar. Cuidar y gestionar la imagen que tienes en la red, por tanto, cada vez es más necesario para no encontrarnos con sorpresas (que a veces son agradables y, otras, no).

Hoy en día cada vez es más complicado conseguir un empleo y, de conseguirlo, es muy difícil que sea para toda la vida (algunos, incluso, dicen que ya no existe). Nos ha tocado vivir y desarrollar nuestra actividad profesional en un mundo globalizado, dónde la información circula a gran velocidad y los cambios se suceden cada vez más deprisa, dando lugar a que la innovación tecnológica que producen vaya dejando obsoletos muchos puestos de trabajo: algunos de los que existen hoy no serán necesarios en pocos años. La competencia en el mercado de trabajo será cada vez más dura, siendo necesario diferenciarse y ser competitivos.

Gestionando adecuadamente nuestra marca personal, podemos mostrarle a los futuros empleadores y/o clientes cuáles son nuestras habilidades, conocimientos, en qué somos realmente buenos y cómo podemos generarles valor en sus proyectos. Las herramientas que tenemos a nuestra disposición en la red para hacerlo son diversas y cada vez más efectivas: LinkedIn, Youtube, Facebook, Twitter, WordPress, Slideshare… Conviene conocerlas, saber emplearlas y utilizarlas efectivamente para lograr un buen posicionamiento como profesional. El personal branding, por tanto, no es ninguna moda y será necesario para poder mostrar tus habilidades, reputación, experiencia y personalidad y diferenciarte en el competitivo mercado del talento.

marca personal

Marca personal (personal branding): ¿moda o necesidad real?
Etiquetado en:                        
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On Linkedin