Ante el aluvión de artículos que he leído últimamente sobre el teletrabajo, he decidido dar mi opinión al respecto. Supongo que todo este revuelo ha venido a raíz de las declaraciones de la Marissa Mayer, CEO de Yahoo, en las que decía que todos los trabajadores que hacían su labor a distancia tendrían que volver a la sede antes de verano. La razón de esta medida es que el teletrabajo redunda negativamente en la productividad. Y yo no estoy nada de acuerdo con eso.

Será porque gran parte de mi trabajo la hago a distancia, pero no creo ni mucho menos que se sea menos productivo trabajando así. Más bien opino al revés, el teletrabajo ayuda a ser más productivo. Estoy seguro que en ciudades grandes es clave, sobre todo por el ahorro de tiempo y dinero en transportes. ¿Cuántas personas se pasan horas para ir y venir del trabajo? Tiempo que, quizás, no dedicaríamos a trabajar pero que seguramente nos haría más felices dedicándolo a cosas que realmente nos interesan (ocio, hijos, pareja, etc.).

Poder trabajar desde casa, desde una biblioteca, un centro de coworking o dónde sea es mucho más cómodo que tener que ir a una oficina. Dicen que afecta negativamente no tener contacto con tus compañeros (eso si te caen bien, claro) pero se puede solucionar yendo a trabajar periódicamente allí, sin necesidad de ir a diario. ¿Las reuniones? Con la tecnología existente hoy en día no es problema hablar varias personas a través de distintos dispositivos.

Si ahorras tiempo (o lo dedicas a otras cosas) y ganas comodidad y flexibilidad, ¿por qué vas a ser menos productivo? Si tus condiciones de trabajo mejoran, estarás más motivado y, por tanto, tu productividad será mayor (trabajando contento se trabaja mejor; sin duda). Entonces, ¿de dónde viene esa falta de productividad a la que alude Mayer?

Probablemente, el sistema de teletrabajo sea ineficiente. Puede ser que los empleados acogidos al teletrabajo no sean disciplinados y no tengan una organización para realizar sus tareas. O puede que la empresa no sepa dar las directrices necesarias a esos empleados. Con una buena organización, tareas y objetivos bien definidos y reportes adecuados no tiene que haber mayor problema. ¿La poca productividad es culpa del teletrabajo? Ni mucho menos. Es falta de organización y de entender el sistema que es necesario para que eso funcione.

Otra preocupación respecto al teletrabajo es que las tareas no estén bien medidas y el teletrabajador no esté al 100% ocupado durante su jornada. No entiendo ese miedo, y menos en una empresa como Yahoo, en la que la creatividad es fundamental. Si exprimes a tu personal al 100% verás dónde va la creatividad y la innovación… Lo que decía: buena organización, objetivos y tareas bien definidas y reuniones in situ periódicas y todo marchará rodado. Y la productividad aumentará.

El teletrabajo: ¿aumenta o disminuye la productividad?
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On Linkedin